Con derecho a roce • Doce cosas que deberías saber antes de salir conmigo
**ADVERTENCIA**
CONTENIDO INAPROPIADO PARA MENORES DE 18 AÑOS
La página a la que estás intentando acceder puede albergar contenidos para mayores de edad, no aptos para menores de 18 años.
Para acceder a la página confirma que eres mayor de edad.
 
 
Si eres padre y deseas conocer cómo evitar que tus hijos entren en sitios inapropiados pulsa aquí

CON DERECHO A ROCE

Doce cosas que deberías saber antes de salir conmigo

Doce cosas que deberías saber antes de salir conmigo
Valora:
/
5.005.005.005.005.00
6 votos

0 comentarios añadidos

Comentarios

2517 lecturas

Lecturas
02 / 08 / 2012

firma con derecho a roce

El otro día hablé largo y tendido por teléfono con mi abuela. El tema de la conversación, todavía no sé muy bien por qué, giró en torno a las relaciones hombre-mujer. Quizás he pasado muchos años pensando que lo de darle vueltas a este tema era una cuestión generacional (única y exclusiva de la mía, se entiende)… pero resulta que no, que las mujeres mayores también piensan mucho en el tema.

 

Ella, básicamente, repetía una y otra vez lo feliz y afortunada que había sido por pasar más de 60 años al lado del mismo hombre y yo, hablando conmigo misma, me preguntaba en un bucle interno cuál debía ser el secreto de tan honorable hazaña.

 

Su argumento era muy sencillo: los tiempos han cambiado, la gente ha cambiado y, por ende, las parejas ‘no aguantamos igual’. No sé si el problema está ahí,  en que somos más exigentes… o más especialitos.

 

Por todo eso, he tenido una idea. Voy a hacer públicas algunas de las cosas que todo hombre debería saber antes de salir conmigo. De esta manera no existirán sorpresas y, quizás así, con la verdad por delante, podamos empezar a aspirar en esas relaciones idílicas de las que hablaba el otro día. Algo así como desnudarse sin quitarse la ropa.

 

1. Aunque no lo admita, soy un poco celosa: seguramente al principio te diré que no, que no importa, que no pienso en esa que acaba de llamarte, que no he investigado las amistades femeninas que inundan tu muro en Facebook…pero quedas avisado. Estoy mintiendo vilmente. Soy celosa y no puedo remediarlo aunque tranquilo, porque creo que la única diferencia entre mí y el resto de mujeres es que lo estoy admitiendo.

2. A veces sufro problemas de inseguridad: por eso, necesito que tú también hagas un pequeño esfuerzo, si crees que merece la pena, y me des la seguridad que necesito. Exteriorizar lo que sientes me ayudará. Gracias.

 

3. Tengo pequeños vicios y manías: todo el mundo las tiene, esas cosas que nos gusta hacer cuando nadie nos ve. Seguramente tú también las tengas, así que no deberías sorprenderte demasiado si descubres mi auténtico problema con el dulce a altas horas de la noche, por ejemplo. Y hasta ahí puedo leer, no se puede dar toda la información de una sentada.

 

4. He tenido una vida sexual… ‘animada’: y lo estoy admitiendo. Podría restar compañeros de cama si me lo preguntas, pero prefiero no hacerlo. Al fin y al cabo no pretendo hacer que te enamores de una versión mejorada de mi persona y oye, tampoco tengo nada de lo que arrepentirme.

 

5. Sufro episodios paranoides ocasionales: sí, soy un poco obsesiva. Y quizás el tema de los celos y de la inseguridad tengan algo que ver en esto. Simplemente, ante la aparición de uno de ellos, muéstrame la seguridad que necesito. Si todo se debe a un ataque repentino de estrógenos pre-ovulación, simplemente ignórame.

 

6. También me gusta el espacio: con lo que no te extrañes si, pasado un tiempo en nuestra relación, necesito estar a solas, salir con mis amigas o hacer mi vida sin que tú estés presente. Ni estoy menos enamorada ni ocurre nada malo. Simplemente, lo del espacio personal es algo importante para mí.


7. Algunas veces, he cometido errores: como todo el mundo. Por paranoide, por insegura, por engañar a mi ex novio… Esas cosas pasan, nadie es perfecto.


8. No me gustan los deportes: puedo disfrutar de los grandes partidos de mi equipo con unas cervezas y en buena compañía, pero cuando la cosa va más allá lo siento, pero no soporto más de diez minutos delante del televisor.


9. Soy un poco caprichosa: juro que lucho día a día contra ello. Pero algo de niña de papá y mamá me queda, así que no te extrañes si  a veces muestro esa faceta de forma repentina.

10. Tengo una serie de miedos irracionales: que van desde los más psicótico-obsesivos como el temor a estar sola en casa y entre alguien a robar, hasta las cosas más estúpidas como las arañas, las ratas y ratones y, en general, cualquier cosa que se mueva, no tenga forma humana y quede fuera de mi control obsesivo.

11. A veces sufro síndrome de mamá: soy una mujer joven e independiente pero, en el fondo, si estoy a gusto, disfrutaré haciéndote la comida, la cena, el desayuno y, en definitiva, haciéndote de madre. Quizás se trate de algo instintivo…

12. Voy de moderna, pero quiero que me trates como una princesa: aunque apueste por la igualdad y sea una mujer moderna también tengo que admitirlo, me gusta que me cuiden y me mimen. Por eso invitarme a tomar algo,  hacerme algún regalito de vez en cuando o simplemente tener un detalle bonito… no estaría nada mal.


Por el momento, si sabiendo todo esto no sales corriendo, es que podemos empezar a hablar de algo más entre nosotros… Con la verdad por delante, para que no haya sorpresas en el futuro.

Escrito por: Lucía M.
Redmujer.com
Valora:
/
5.005.005.005.005.00
6 votos

COMENTARIOS

más relacionados...
Doce cosas que deberías saber antes de salir conmigo El otro día hablé largo y tendido por teléfono con mi abuela. El tema de la conversación, todavía no sé muy bien por qué, giró en torno a las relaciones hombre-mujer. Quizás he pasado muchos años pensando que lo de darle vueltas a este tema era una cuestión generacional (única y exclusiva de la mía, se entiende)… pero resulta que no, que las mujeres mayores también piensan mucho en el tema.
5.00 6

Términos y condiciones | Contacta con nosotros | Publicidad

©2011-2017 Hispanetwork Publicidad y Servicios SL

Con derecho a roce • Doce cosas que deberías saber antes de salir conmigo