Con derecho a roce • Gestión postcoital: guía para hombres modernos
**ADVERTENCIA**
CONTENIDO INAPROPIADO PARA MENORES DE 18 AÑOS
La página a la que estás intentando acceder puede albergar contenidos para mayores de edad, no aptos para menores de 18 años.
Para acceder a la página confirma que eres mayor de edad.
 
 
Si eres padre y deseas conocer cómo evitar que tus hijos entren en sitios inapropiados pulsa aquí

CON DERECHO A ROCE

Gestión postcoital: guía para hombres modernos

Gestión postcoital: guía para hombres modernos
Valora:
/
4.004.004.004.004.00
4 votos

0 comentarios añadidos

Comentarios

2400 lecturas

Lecturas
18 / 07 / 2012

firma con derecho a roce

Intentamos negarlo pero, en el fondo, no andamos tan lejos de los clichés en lo que a relaciones se refiere. No hace falta ir demasiado lejos: desde las conversaciones que tenemos con nuestras amigas hasta la enorme cantidad de vídeos del tipo ‘Shit girls say’ que circulan por la red.

 

El otro día, saltando de un vídeo a otro, fui a parar a una parodia (realizada por hombres, por supuesto), en la que explicaban diversas maneras de deshacerse de las mujeres después de una noche de ‘casual sex’: haciéndose pasar por locos, simulando haberse meado en la cama…

 

Siendo conscientes de que el vídeo se desarrollaba desde un tono humorístico, lo cierto es que a algunos hombres no les irían nada mal unos cuantos consejos sobre gestión postcoital, sobre cómo comportarse con las mujeres después de una noche así.

 

Visto que existe poca cosa en la red, me encomiendo a tan  loable labor. He aquí unos consejos prácticos para hombres modernos sobre cómo llevar estas situaciones y comportarse como caballeros. Consejo de mujer, además. Que vale doble.

 

1. Pasando de extremos



Hay dos tipos de hombre que las mujeres no soportan después de una noche de sexo casual. El primero son los hombres lapa. El segundo, los que sacado el pene de su interior parecen despreciar por completo a su pareja de cama. ¿Conclusión? Pasando de los extremos. Ni nos empalagues y nos dejes sin espacio vital… ni te creas un superhombre cuya única misión es evitar a toda costa que nos enamoremos de ti.  Que el sexo haya sido bueno no significa que queramos casarnos contigo, así que respira hondo y compórtate de la forma más natural posible.


2. ¿Es hora de irme?


He aquí la gran cuestión del sexo ocasional. ¿Cuándo es el momento de abandonar el escenario? Pues hijos míos, depende. Si queréis quedaros porque estáis a gusto, planteadlo. Si queréis iros hacedlo, pero siempre con delicadeza y pasado un tiempo prudencial, por lo de ser caballerosos.


3. ¿Volvemos a vernos?

 

Tercer momento crucial. ¿Pedir o no pedir el número de teléfono? De nuevo, depende. Si ha habido buen rollo, ¿por qué no? Eso sí, pedir por pedir es completamente innecesario.  Si tenéis miedo de preguntarlo no es muy difícil: ¿qué tal si observáis nuestras señales?  Podéis saber igual que nosotras si el sexo ha ido bien, podéis ver cómo os miramos, podéis ver si ha habido buena conversación… y en definitiva, es facilísimo adivinar si tenemos ganas de repetir o no.

Si no seguís estos consejos, acabaréis saliendo en nuestras conversaciones: ¿Queréis ser ese pesado que se quedó a cenar al día siguiente aunque no se lo pedimos? ¿El gilipollas que huyó  con excusas estúpidas? Mucho mejor ser recordados por la caballerosidad, que no es tan difícil. Sino miradnos a nosotras, que la ponemos en práctica sin esfuerzo.

Escrito por: Lucía M.
Redmujer.com
Valora:
/
4.004.004.004.004.00
4 votos

COMENTARIOS

más relacionados...
Gestión postcoital: guía para hombres modernos Intentamos negarlo pero, en el fondo, no andamos tan lejos de los clichés en lo que a relaciones se refiere. No hace falta ir demasiado lejos: desde las conversaciones que tenemos con nuestras amigas hasta la enorme cantidad de vídeos del tipo ‘Shit girls say’ que circulan por la red.
4.00 4

Términos y condiciones | Contacta con nosotros | Publicidad

©2011-2017 Hispanetwork Publicidad y Servicios SL

Con derecho a roce • Gestión postcoital: guía para hombres modernos