Con derecho a roce • 'La revolución sexual': cine y relaciones
**ADVERTENCIA**
CONTENIDO INAPROPIADO PARA MENORES DE 18 AÑOS
La página a la que estás intentando acceder puede albergar contenidos para mayores de edad, no aptos para menores de 18 años.
Para acceder a la página confirma que eres mayor de edad.
 
 
Si eres padre y deseas conocer cómo evitar que tus hijos entren en sitios inapropiados pulsa aquí

CON DERECHO A ROCE

'La revolución sexual': cine y relaciones

'La revolución sexual': cine y relaciones
Valora:
/
5.005.005.005.005.00
15 votos

0 comentarios añadidos

Comentarios

12038 lecturas

Lecturas
10 / 10 / 2011

firma con derecho a roceMuy atrás quedaron ya aquellas historias de amor en las que un chico conocía a una chica y la cortejaba para acabar fundiéndose en un beso de película, siempre bien casto y estéticamente apto para todos los públicos. Películas como 'Tú y yo', con Cary Grant protagonizando junto a Deborah Kerr una de las escenas más románticas del cine en lo más alto del Empire State Building o ‘Vacaciones en Roma’ nos enseñaron que sí, el amor y el romanticismo no solo existían, sino que eran los objetivos a perseguir.

 

 

La cosa comenzó a torcerse en las décadas de los ochenta y noventa, cuando las mujeres nos encontrábamos ya inmersas en nuestra particular revolución social y, por ende, comenzábamos a solicitar historias más realistas y adaptadas a los tiempos que corrían. Así, dejamos atrás la galantería de Cary Grant y nos enamoramos de la pedantería y los (contínuos) errores de Jerry Maguire; dejamos la fantasía de encontrar a nuestro particular Clark Gable en un viaje intrépido como el de 'Sucedió una noche' y pasamos a buscar a nuestro particular Billy Crystal en 'Cuando Harry encontró a Sally',  aspirando a cruzarnos con un compañero, más amigo que pareja, en una relación llena de baches y encontronazos entre las naturalezas masculina y femenina.

 

Donde terminamos de perdernos es ahora cuando, observando la producción de comedias románticas en los últimos dos años nos encontramos con títulos como 'Sin compromiso', 'Lío embarazoso' o 'Con derecho a roce', todas ellas gestadas a partir de la misma premisa: todas las relaciones que vivimos, hoy en día, pasan por el filtro de lo esporádico, no conllevan ningún tipo de compromiso y se generan bajo una supuesta máxima de igualdad entre hombre y mujer.  El problema, sin embargo, es que el factor romántico continúa existiendo y, en ocasiones, se aleja fuertemente de la realidad. ¿Buscamos en el sexo esporádico un nuevo amor? o, por el contrario, ¿dejamos completamente de lado el romanticismo en estas situaciones? ¿Qué podemos esperar y qué no de los nuevos roles de comportamiento hombre-mujer en lo que a relaciones se refiere?

 

Como siempre ha ocurrido, no sabemos si fue antes el huevo o la gallina. ¿Reflejan estas películas una realidad? ¿Basamos nuestras propias vidas en este tipo de aspiraciones? Ante la liberación sexual de la mujer, parece que nos encontramos ante un intento de modernidad que no puede dejar de beber de los tópicos románticos para continuar llenando las salas de cine.

 

En estos momentos de reflexión nos preguntamos: ¿en qué medida influimos o nos influyen este tipo de historias? ¿Somos protagonistas realmente de la revolución sexual femenina  o se trata tan solo de uno más de los inventos de Hollywood? ¿En qué momento cambiará de nuevo el patrón a seguir? ¿Lo cambiaremos nosotras? El debate está servido.

Escrito por: Lucía M.
Redmujer.com
Valora:
/
5.005.005.005.005.00
15 votos

COMENTARIOS

más relacionados...
'La revolución sexual': cine y relaciones Muy atrás quedaron ya aquellas historias de amor en las que un chico conocía a una chica y la cortejaba para acabar fundiéndose en un beso de película, siempre bien casto y estéticamente apto para todos los públicos. Películas como ‘Tú y yo’, con Cary Grant protagonizando junto a Deborah Kerr una de las escenas más románticas del cine en lo más alto del Empire State Building o ‘Vacaciones en Roma’ nos enseñaron que sí, el amor y el romanticismo no solo existían, sino que eran los objetivos a perseguir.
5.00 15

Términos y condiciones | Contacta con nosotros | Publicidad

©2011-2017 Hispanetwork Publicidad y Servicios SL

Con derecho a roce • 'La revolución sexual': cine y relaciones