Con derecho a roce • Solo sé que no sé lo que somos: Sex buddies y otros cuentos modernos
**ADVERTENCIA**
CONTENIDO INAPROPIADO PARA MENORES DE 18 AÑOS
La página a la que estás intentando acceder puede albergar contenidos para mayores de edad, no aptos para menores de 18 años.
Para acceder a la página confirma que eres mayor de edad.
 
 
Si eres padre y deseas conocer cómo evitar que tus hijos entren en sitios inapropiados pulsa aquí

CON DERECHO A ROCE

Solo sé que no sé lo que somos: Sex buddies y otros cuentos modernos

Solo sé que no sé lo que somos: Sex buddies y otros cuentos modernos
Valora:
/
5.005.005.005.005.00
4 votos

0 comentarios añadidos

Comentarios

3303 lecturas

Lecturas
14 / 08 / 2012

firma con derecho a roce

Procop: dícese del término recientemente inventado para designar al tradicional amigo con derecho a roce, también conocido como ‘follamigo’ o ‘sex buddies’.  Lo curioso, más que lo feo que suena el nuevo término, es que no dejemos de inventar palabras para designar lo mismo. Mirad si le damos vueltas las mujeres a las cosas.

 

El caso es que l otro día leí por la red la descripción perfecta para este tipo de relación, como si alguien se hubiera metido en mi cabeza y le hubiera puesto palabras a lo que yo no sabía expresar con las mías. Seguramente a algunas de vosotras os pase lo mismo, atentas: ‘Lo que se lleva ahora es algo que me gusta llamar ‘noviazgo intermedio’. Es esa relación en la que no estás segura de si sois mejores amigos, amigos de cama, novio y novia o enemigos, con esa persona con la que interactúas regularmente’. Bravo.

 

Que nadie me llame paranoide, pero si llevo un tiempo viéndome con alguien, pongámosle cinco o seis meses, no me gusta pensar que, la noche en la que no responde a mi llamada, está por ahí haciendo exactamente lo que hace conmigo con otra mujer.

 

Y el problema, queridas amigas, es que muchas veces somos nosotras mismas las responsables de que esto ocurra, haciéndoles creer que sí, estamos completamente relajadas  y conformes con que ellos vayan por ahí enrollándose con todo bicho viviente.

 

Cuidado, aquí partimos de la base de que sí, somos mujeres modernas que aceptan las relaciones abiertas y que no quieren una relación con esa persona. A partir de ahí, hay ciertas cosas que no estamos dispuestas a soportar y, muchas veces, terminamos soportando.

 

Y es que el acuerdo de los procops (qué feo suena, por favor), tiene sus problemillas: ¿en qué lugar nos deja? No diríamos que somos amigas, porque aún con una cantidad de tiempo compartida superior a ellas, tenemos menos derechos en este sentido; tampoco somos novias, porque no podemos exigir ciertas cosas. ¿Enemigas? Sí, a veces lo parecemos.

 

¿Cómo explicarle a un hombre de hoy día lo que queremos? También he encontrado la respuesta a ello, y viene en forma de vídeo aunque esta es la transcripción en español:

 

‘He venido aquí para decirte que no creo que debamos vernos más. No creo que debamos vernos más y me hace sentir estúpida y patética recibir una foto de tu pene que sé que fue hecha para otra persona, y que tú ni siquiera te molestaste en explicarte porque yo te hice pensar que no tenías que hacerlo.

 

No te estoy pidiendo nada, nunca te he pedido nada, ni siquiera quiero nada, ¿de acuerdo? Respeto tus derechos a ver y hacer lo que quieras con quien quieras y en realidad ni siquiera quiero un novio.

 

Solo quiero a alguien que quiera quedar siempre, piense que soy la mejor persona del mundo y quiera acostarse solo conmigo. Y me hace sentir estúpida decirte esto, porque me hace sonar como una chica que quiere ‘ir a tomar el brunch’ y realmente no quiero ir a tomar el brunch, ni que te sientes en el sofá mientras voy a comprar y ni siquiera quiero que conozcas a mis amigos.

 

Pero tampoco quiero compartir compañero sexual con alguien que te pide una foto de tu pene. Y no quiero una foto de tu pene, porque si quieres que lo mire, puedo venir y mirarlo.

 

Y ni veo que me escuches ni que vayas a cambiar, así que se acabó. Y me sabe mal no haberme dado cuenta antes (…) Considéralo un test de tus encantos, porque quizás no te has dado cuenta pero eres encantador y realmente me preocupo por ti. Y no quiero hacerlo más, porque hace que me sienta fatal. Así que me voy’.

 

Amén.

 

Escrito por: Lucía M.
Redmujer.com
Valora:
/
5.005.005.005.005.00
4 votos

COMENTARIOS

más relacionados...
Solo sé que no sé lo que somos: Sex buddies y otros cuentos modernos Procop: dícese del término recientemente inventado para designar al tradicional amigo con derecho a roce, también conocido como ‘follamigo’ o ‘sex buddies’.  Lo curioso, más que lo feo que suena el nuevo término, es que no dejemos de inventar palabras para designar lo mismo. Mirad si le damos vueltas las mujeres a las cosas.
5.00 4

Términos y condiciones | Contacta con nosotros | Publicidad

©2011-2017 Hispanetwork Publicidad y Servicios SL

Con derecho a roce • Solo sé que no sé lo que somos: Sex buddies y otros cuentos modernos